Hay muchas razones para visitar Sevilla: su embrujo, su alegría de vivir, su historia. Sevilla es una de esas ciudades que saben hacer magia combinando pasado, presente y futuro ofreciendo experiencias que dejan huella: en el recuerdo, en la retina y en el corazón.

Como un increíble maestro de ceremonias, la ciudad acoge a sus visitantes, los mima y les da lo mejor de sí: un viaje a través del tiempo que se respira en cada rincón y sobre todo en sus lugares más emblemáticos como la Giralda, la Plaza de España, la Torre del Oro, la catedral… Sevilla es historia, patrimonio, arte y cultura.

El nuevo lujo como concepto también se abre paso en Sevilla, a través de la sofisticación del arte de la experiencia y el disfrute del momento que puede apreciarse en sus restaurantes, eventos y el respeto al protocolo más exquisito.

Sin olvidar su río, el guadalquivir por el que fluye la riqueza cultural de una ciudad siempre en movimiento bajo una luz especial y una forma de vivir única.

 

Related Posts