Una estancia en Sevilla quedaría incompleta sin una visita a uno de los templos de la Tauromaquia Mundial, la Plaza de Toros de la Maestranza, ubicada en el Paseo de Colón, una de las avenidas más hermosas de Sevilla y la asistencia a una corrida.

La llamada Fiesta de los Toros es, en su raíz, un acontecimiento antropológico extraordinario, pues nos remonta a los tiempos en que la pugna del hombre contra las bestias se enmarcaba dentro de la lucha por la supervivencia. Hoy también lo es, más refinada si que quiere, pero igual de emocionante, pues el matador de toros, torero en la jerga taurina, acude al encuentro con la fiera, para dominarla, con la única ayuda de unos trozos de tela y exponiendo su cuerpo a los astifinos pitones de los toros. Incontables han sido los diestros que han muerto en los ruedos.

Espectáculo de una estética fastuosa, ha sido fuente de inspiración para innumerables artistas españoles y extranjeros. Pintores, escultores, literatos y poetas se han rendido a su magia. Les invitamos a comprobar si también lo es para ustedes presenciando desde la mejor localidad una corrida o visitando algunas fincas en las que crían las reses bravas, pudiendo participar incluso en capeas con vaquillas.

Unas experiencias inolvidables.